domingo, 6 de marzo de 2016

Calas, Balas



Cierro los ojos – así –sin prisa
qué oscuro – tal vez lo que buscaba
y dejo de ver
un mar con agallas
que al momento se arrepiente.

Cierro los ojos – un poco más fuerte
y ahora soy yo
la que es azul y blanca
y no ese mar ajetreado,
con prisa.

Cierro los ojos –  suave, sin apretar
ya no tiemblan
y consigo bañarme en el mar
sin ni siquiera entrar
ya no llueve en la orilla,
y ahora soy yo,
la que llora brisa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario